#mainmenu #topmenu #Antofa #atacama #coquimbo #santiago

Tanto si estás pensando en comprar un auto de segunda mano como un vehículo nuevo, te encontrarás con una máquina que contiene unas 30.000 piezas (si cuentas cada componente hasta los tornillos más pequeños).

Puede ser bastante difícil identificar cuál es la «más importante». Por otro lado, hay algunas piezas principales que siempre debes inspeccionar para garantizar que tu experiencia de conducción sea segura, cómoda y fluida.

En este artículo, hemos enumerado cinco piezas esenciales del auto que deberías revisar regularmente. La próxima vez que compruebes un vehículo en venta, asegúrate de verificar el estado de las piezas que mencionaremos a continuación.

De este modo, podrás hacerte una idea del mantenimiento o reparaciones a las que tendrías que hacer frente.

No obstante, hay más componentes del auto que necesitan revisiones periódicas. Sería aconsejable consultar el manual del auto para ver las recomendaciones del fabricante.

1. Motor

Todo vehículo tiene un motor y la mayoría de los autos utilizan un motor de combustión interna alimentado por gasolina. Los motores suelen identificarse en función del número de cilindros que tienen, y cada cilindro tiene su propia cámara de combustión. Esto significa que el tamaño del motor es un factor importante que afecta a la potencia total de un auto.

Otros factores, como el tipo de transmisión y el tiempo de combustión, determinan la capacidad de un vehículo. Tampoco hace falta decir que el motor puede considerarse como el corazón de tu auto y que requiere revisiones periódicas.

2. Frenos

En términos de seguridad, el sistema de frenos puede considerarse una de las partes más importantes de tu auto. Normalmente, hay que consultar a un mecánico profesional para saber si hay que cambiar las pastillas o los rotores de los frenos.

Sin embargo, hay señales de advertencia que indican claramente que es el momento de llevar tu vehículo a un taller de reparación de automóviles. Al accionar los frenos, oirás y sentirás lo siguiente:

  • Sonido de chirrido y/o chillido
  • Vibración
  • Mala respuesta
  • El auto «tira» hacia un lado

3. Neumáticos

Sin neumáticos, no necesitarías los frenos. Dado que los neumáticos son literalmente la parte de tu vehículo que toca la carretera, es importante mantenerlos en buen estado. Puede garantizar una conducción segura si mantienes los neumáticos correctamente inflados y alineados por profesionales.

Si la profundidad de la banda de rodadura de sus neumáticos es inferior a 4/32 de pulgada, es el momento de sustituirlos.

4. Batería

Imagina lo frustrante que sería que tu batería se agotara mientras conduces en medio de la nada. La batería del auto es una de las partes más descuidadas de un vehículo, especialmente porque no hay señales claras de advertencia que te digan que está a punto de morir.

Si empiezas a notar un mal funcionamiento de los componentes eléctricos, si tardas más en arrancar el motor o si ves que la luz de la batería en el salpicadero parpadea, entonces es el momento de acudir a un técnico profesional.

5. Instrumentos del tablero

La mayoría de los propietarios de autos siempre prestan atención al indicador de combustible y al velocímetro, pero otros instrumentos del tablero son igual de importantes.

Por ejemplo, el tacómetro te permite conocer el estado de su motor. Puedes identificar problemas comunes, como las fugas de aceite, cuando mires el indicador de presión de aceite. Prestando atención a otros instrumentos del tablero, puedes evitar problemas mayores del motor en el futuro.

Comparte esta noticia en tus redes