#mainmenu #topmenu #Antofa #coquimbo #coquimbo #antofagasta

Construir un negocio es un proceso que requiere tiempo, conocimiento y perseverancia. Darle una imagen positiva requiere todo esto y más.

La marca de una organización o una persona es una colección de características cohesivas y atractivas que permiten obtener reconocimiento entre la competencia.

 

Identificar estos atributos y aplicarlos de forma eficiente consigue que los negocios ganen una reputación positiva. Lo que ayuda a fidelizar clientes, alcanzar nuevos consumidores y aumentar las ventas.

 

Si una buena reputación tiene esa calidad de impacto, una mala imagen también lo tiene. Si una empresa o un individuo muestran actitudes reprochables, el público se sentirá menos empujado a apoyarlos.

 

Para construir una imagen favorecedora en la actualidad, es importante usar canales interactivos como las redes sociales y mejorar las plataformas personales o institucionales.

 

Ya seas un emprendedor que está creando un negocio desde cero o el dueño de una empresa establecida que quiere refrescar su imagen, estos consejos son para ti.

Encuentra el valor de tu empresa

¿Por qué los clientes prefieren tu negocio? Quizás la respuesta sea la calidad del servicio o productos a buen precio. Describe con detalle las fortalezas de tu empresa para luego aplicarlas en todos los ámbitos posibles.

 

Si el servicio se caracteriza por un trato excepcional, entonces el negocio debe demostrar una imagen amable en la sucursal y las redes sociales. Prefiere imágenes y lenguaje que reflejan esa actitud amigable.

Encuentra tu público objetivo

Por supuesto, los valores de un negocio influyen en las personas que lo visitan y las que podrían estar interesadas. Pero también debes alcanzar al público fuera de esos márgenes.

 

Si tu negocio es popular entre gente mayor, aunque no esté dirigido a ellos, busca canales para atraer a otras edades. ¿Quieres la atención de adultos jóvenes y adolescentes? Intenta con Instagram y TikTok, ya que reúnen segmentos de población más diversos.

Ten presencia en internet

Las redes sociales son una vitrina para ofrecer tus productos y servicios. Tener una fanpage con información clara y actualizada sobre tu catálogo, horarios de atención y ubicación son esenciales.

 

A la vez, estar visible en Google debe ser una prioridad. El 92% de los usuarios de internet usa este buscador para resolver dudas y encontrar servicios. Asegúrate de que tu empresa sea fácil de encontrar y contactar.

Mejora tu reputación online

Por otro lado, la visibilidad puede tener consecuencias. Las personas cometemos errores y es sumamente fácil decir algo equivocado o actuar de forma condenable. No dejes que esto arruine tu reputación online y espante futuros clientes.

 

Para reparar la imagen de tu marca, es posible que necesites borrar información de Google o quieres crear contenido positivo. No es fácil hacer esto solo, así que puedes recurrir a profesionales de la reputación en línea.

Genera contenido relevante

¿Has notado que las empresas siempre tienen una sección de blog? Esto es porque en un blog pueden publicar artículos relacionados a su área que respondan dudas de los usuarios. De esta forma, ganan atención.

 

Entonces, cuando una persona busca ¿cuál es la esperanza de vida de un cactus? Un vivero puede crear una nota que responda esta pregunta mientras adjunta un producto de conservación. Esto ayudará a tus apariciones en Google y a darle valor a tu imagen.

 

Fuera del sitio institucional, las redes sociales facilitan crear contenido audiovisual amigable con dispositivos móviles. Durante el 2023 seguirá creciendo la tendencia del audio y video, así que busca personal que sepa trasladar tus cualidades a las redes.

Comparte esta noticia en tus redes