#mainmenu #topmenu #Antofa #coquimbo #coquimbo #antofagasta

A través de un ciclo de talleres se trabajó en temas propios de la tercera edad para que logren mantenerse activos y puedan insertarse en la sociedad.

Adultos mayores de la localidad de Chungungo, en la comuna de La Higuera, participaron en un ciclo de talleres sobre aspectos cognitivos y salud mental en tiempos de pandemia, con el propósito de potenciar sus habilidades en temas de memoria, lenguaje, concentración, creatividad y atención.
La iniciativa, a cargo del Club de Adultos Mayores “Nuevo Amanecer”, se realizó gracias a la adjudicación del Fondo de Fortalecimiento de Organizaciones de Interés Público 2022 que entrega la Secretaría Regional Ministerial de Gobierno.

Para Susana Tapia, Presidenta del Club Nuevo Amanecer, el taller “nos sirvió como terapia, para que aceptemos la edad que tenemos y lo que se nos viene. También nos sirvió para conocer las experiencias de otros vecinos y compartir nuestras vidas”.
La iniciativa nació a propósito de las necesidades de la propia comunidad de Chungungo y se materializó gracias al apoyo de Compañía Minera del Pacífico (CMP), en el marco del “Plan de Desarrollo Turístico, Local e Histórico”, que busca promover la localidad como un polo de interés para turistas regionales y nacionales.
“Los adultos mayores tienen muchísimo que aportar y entregar, pueden transmitir la rica historia de lo que fue El Tofo y Cruz Grande. Por eso, es importante colaborar con capacitaciones para ellos, promover la participación de la tercera edad y que la comunidad esté unida”, apuntó Martín Argaluza, Jefe del Puerto Cruz Grande de CMP.
Los participantes del curso agradecieron la instancia, valoraron lo aprendido y destacaron lo importante que actividades de este tipo se realicen en Chungungo. “Uno piensa qué más se puede aprender a esta edad, si ya soy viejo. Pero hemos aprendido mucho. Todo me gustó, cosas que uno no tenía conocimiento”, indicó Gaspar Andrade, participante de los talleres.

La instancia permitió que parejas pudieran participar activamente. Es el caso de Margarita Castillo,
quien fue acompañada de su marido. “Estamos súper contentos, aprendemos a relacionarnos, compartimos más, ahora estamos más compenetrados”, expresó.
Lo mismo afirma Emilio Aguilera, quien estuvo con su señora en las clases. “Todo es muy bonito, aunque a veces se nos escapan algunas cosas, nos olvidamos de cosas, pero acá lo pasamos bien, jugamos y nos reímos”, destacó.

Comparte esta noticia en tus redes