#mainmenu #topmenu #Antofa #coquimbo #coquimbo #antofagasta

Laguna en montaña, jardín, acantilados y hasta geiser marinos, son algunos de los panoramas que se encuentran en la Región de Valparaíso, que recomienda HI-TEC para esta temporada, de la mano de su colección Refugio Vital y Trail, que otorgan comodidad y estilo para estas actividades outdoor.

 

Laguna del Inca

Situado en plena cordillera Los Andes y cercano al sector Portillo, a unos 168 kilómetros de Santiago, se encuentra esta laguna que está a 3200 metros a nivel del mar. Este lugar es ideal para relajarse y desconectarse, debido a las innumerables montañas que la rodean. En invierno se practican deportes de temporada, mientras que en verano se puede hacer kayak con empresas locales.

Jardín Botánico

Ubicado en el límite entre Viña del Mar y Quilpué, específicamente en el sector El Salto, este parque tiene 395 hectáreas de los cuales se componen principalmente de bosque esclerófilo y cerros de matorral. Este lugar data desde 1951 y se ha caracterizado por ser un espacio de encuentro, meditación y tranquilidad para quienes necesitan escapar del ruido de la ciudad. Además, se pueden realizar otras actividades lúdicas como; senderos, prados, picnic y programas de educación ambiental al aire libre. El Jardín Botánico presenta 779 especies de plantas, todas nativas de Chile. Sin duda que es un lugar para visitar, sobre todo para los amantes de la naturaleza.

Acantilados de Quirilluca

Considerado como uno de los 10 puntos estratégicos para la conservación de los ecosistemas marinos y costeros de la Región de Valparaíso por resolución gubernamental. Además, de ser reconocido como Geopatrimonio por la Sociedad Geológica de Chile, este lugar se sitúa en el sector costero cercano a la localidad de Puchuncaví y a 48 kilómetros de Viña del Mar. En Quirilluca se puede apreciar la abundante avifauna costera que existe, sumado a las playas y actividades que se pueden practicar; senderismo, caminatas interpretativas y birdwatching. Se recomienda ingresar a pie y no llevar perros al lugar para no interrumpir el ecosistema de las aves.

Bioparque Puquén

Ubicado en la Región de Valparaíso y a 207 kilómetros de Santiago, este parque presenta una interesante atractivo turístico al contar con un geiser de agua de mar originado de manera natural por la presión de las placas tectónicas y erosión marina que existe en aquel lugar. Para ir, hay que trasladarse a la ciudad de Los Molles y caminar con dirección hacia a la costa, unos 650 metros. El parque cuenta con dos respiradores para observar una panorámica espectacular entre las olas que chocan con la costa.

Camilo Allendes, amigo de HI-TEC y co-fundador Awka Expediciones, hace una invitación a volver a reconectarnos con la Naturaleza. Además, recomienda planificar e investigar previamente antes de acudir al lugar. “Es importante cuando se visita entornos naturales, planificar nuestro viaje con la intención de generar menos impactos en ellos. Y para ésto existen varias aristas. Las principales van de la mano de investigar el lugar, que tipos de daños son los que se puede generar. Si en el lugar hay elementos frágiles, como ciertos tipos de pastos y vegetación. No es lo mismo caminar por rocas o arena, que por ejemplo caminar por la yareta que tiene un crecimiento anual muy esporádico o por una estepa alta andina, que es muy frágil. Siempre es mejor hacer una investigación previa del lugar para no interrumpir la biodiversidad del ambiente”.

Comparte esta noticia en tus redes