#mainmenu #topmenu #Antofa #atacama #coquimbo #santiago

Gracias a las gestiones de la Corporación Regional de Desarrollo Productivo (CRDP), seis adolescentes privados de libertad que se certificaron en panadería, pastelería y sandwichería al interior del centro de justicia juvenil dependiente del Sename, pudieron dialogar con el empresario Milton Carmona, oriundo de Las Compañías y que hoy cuenta con seis locales “Santa Margarita”.

Un necesario mensaje de disciplina, perseverancia y amor por el trabajo es el que llevó el empresario de la zona, Milton Carmona, hasta el Centro de Internación Provisoria y Centro de Régimen Cerrado (CIP- CRC) del Sename en Las Compañías.
Allí, pudo conversar con seis jóvenes que recientemente finalizaron su capacitación en panadería, pastelería y sandwichería, dictado por la OTEC Gestor Capacitaciones Limitada, con recursos del Servicio Nacional de Menores.
En un clima de respeto, los adolescentes escucharon atentamente la historia de vida de quien lleva más de 40 años en el rubro: sus comienzos haciendo pan en Las Compañías “adentro de una batea”, su constancia y cómo terminó siendo el principal proveedor de dos de los supermercados más importantes de la región, llegando a repartir 10 mil kilos diarios de marraqueta.
“Los sueños que uno tiene en la vida se cumplen y con un oficio también se puede lograr el éxito. Yo quiero que los jóvenes se enamoren de este rubro, porque no quiero que muera. Cada día son menos los que se dedican a esto, es necesario que existan personas como ellos, con interés. Pero quien emprenda un negocio y venda un producto, tiene que ser constante e innovador. A fin de cuentas, ser panadero es un arte”, destacó Milton Carmona, quien cuenta con seis locales de su exitosa Panadería y Pastelería “Santa Margarita”.

Esta instancia de diálogo y reflexión fue posible gracias al apoyo de la Corporación Regional de Desarrollo Productivo (CRDP). Fue en el mes de julio que empezaron los primeros acercamientos entre la CRDP y el Sename Coquimbo, en donde se estableció generar un trabajo conjunto materializado en esta actividad y cuyo objetivo es la futura reinserción de los jóvenes en sus empresas asociadas. “La capacitación y vinculación con las empresas les permite abrir oportunidades. Cupos laborales existen y esto se logra también porque hay empresarios con ganas de colaborar”, manifestó Manuel Schneider, gerente de la CRDP.

En tanto, los adolescentes valoraron la visita de Milton Carmona. James (21), uno de los jóvenes que se capacitó en panadería, pastelería y sandwichería, manifestó que “fue una experiencia de vida nueva para nosotros, porque uno no conoce todos los días a personas con motivación, experiencia y que se manejen en el rubro. Eso motiva, que vengan personas de afuera a conocernos, es un plus para los que estamos privados de libertad, que nos aconsejen que afuera hay algo mejor, que uno puede mejorar”, cerró el adolescente.

Finalmente, la directora del Sename Coquimbo, Fernanda Alvarado, añadió que “sumar voluntades desde el mundo empresarial es clave para los procesos de reinserción social. La experiencia del cómo se puede llegar a ser independiente en materia de recursos económicos, hasta el manejo de las expectativas, es importante para que los jóvenes conozcan a lo que se pueden enfrentar en el futuro. Por otra parte, agradecemos la voluntad y compromiso de la Corporación Regional de Desarrollo Productivo por este espacio de conversación sobre el mundo laboral”, destacó la autoridad.

Comparte esta noticia en tus redes