#mainmenu #topmenu #Antofa #coquimbo #coquimbo #antofagasta

Promulgada a inicios de noviembre, la normativa busca facilitar la llegada de una mayor cantidad de energía renovable a la matriz chilena.

Según datos aportados por Generadoras de Chile, a mayo de este año, del total de la capacidad energética instalada en nuestra matriz, un 57,8% corresponde a fuentes renovables.

 

Con números como estos, Chile se ha convertido en uno  de los países latinoamericanos que ha registrado mayores avances en su proceso de descarbonización.

 

Esto principalmente se debe a la fuerte política pública que existe detrás, la que hoy da un paso más con la llegada de una nueva ley.

 

Se trata de la Ley de Almacenamiento y Electromovilidad, cuya promulgación se dio a inicios de noviembre tras su aprobación unánime en la Cámara de Diputados.

 

Fuera de la información conocida por el mismo nombre de la ley, ¿qué implica? En esta nota te contamos.

Objetivo central: Fomentar el almacenamiento y la electromovilidad

La principal meta que persigue esta nueva legislación es fomentar el desarrollo de sistemas de almacenamiento suficientes para permitir la llegada de más energías limpias y el fomento de la electromovilidad.

 

¿Por qué son necesarios ambos elementos? Por un lado, los dispositivos de almacenamiento permitirán que no ocurran o disminuyan las pérdidas de electricidad producida y que haya un capital energético guardado para utilizar en periodos de escasez.

 

Por otro lado, esta ley busca rebajar provisoriamente el valor de los permisos de circulación de vehículos eléctricos y que se autoricen nuevos modelos de negocio para este rubro.

 

Dentro de los fundamentos de esta nueva ley, se encuentran que el sector eléctrico, al ser uno de los más contaminantes (responsable del 77% de las emisiones de GEI), debe tener una transición rápida hacia fuentes de generación más limpias.

 

Con mayor capacidad de almacenamiento, una mayor cantidad de energía renovable puede ser almacenada y luego inyectada al sistema para ser consumida. En el caso de los vehículos eléctricos, estos no generan ningún tipo de contaminación y aportan al objetivo central de Chile de que todos los sectores de la sociedad sean parte del proceso de descarbonización.

¿Qué medidas concretas plantea la Ley?

Dentro de las principales medidas se encuentran:

 

  • Fomento del almacenamiento puro en el mercado eléctrico
  • Integración masiva en conjunto con la aparición de plantas de energía renovable
  • Habilitación de infraestructuras de almacenamiento que permiten la generación y consumo a la vez
  • Para la electromovilidad, por un periodo de seis años los valores de los permisos de circulación de vehículos eléctricos serán rebajados
  • Los vehículos eléctricos se considerarán también como dispositivos de almacenamiento y se les permitirá inyectar energía a la red, siendo remunerados por ello
  • Se habilitará el uso de baterías de automóvil como equipo de almacenamiento capaz de aportar servicios a la red

Los desafíos de la descarbonización en Chile

Claramente, esta nueva ley permitirá acelerar los avances en el proceso de descarbonización en Chile, pero no significa que todo esté resuelto.

 

Hay que destacar que, actualmente, los dispositivos de almacenamiento más sofisticados son capaces de entregar energía por unas 5 o 6 horas, por lo que es necesario el desarrollo de otras infraestructuras para garantizar que las nuevas energías puedan circular libremente por nuestro sistema.

 

En este sentido, la transmisión se configura como uno de los elementos más importantes de trabajar, ya que es el segmento eléctrico encargado de llevar la energía generada desde las plantas hasta los centros de distribución.

 

Es por eso que, proyectos como Kimal – Lo Aguirre, que recorrerá buena parte del norte y el centro de Chile, y Tineo – Nueva Ancud en el sur, tienen la capacidad de aumentar las vías por donde las nuevas energías circularán.

 

De alguna forma, tal como lo han establecido expertos, el desarrollo de líneas de transmisión significa la construcción de “más carreteras” para que los “nuevos vehículos eléctricos”, que son las energías renovables, puedan pasar sin temor a quedar estancadas.

Comparte esta noticia en tus redes