#mainmenu #topmenu #Antofa #coquimbo #coquimbo #antofagasta

Ante la grave situación, el seremi de salud realizó un llamado a la comunidad a denunciar este tipo de actos.

En la comuna de Copiapó y ante una solicitud ciudadana ingresada a la plataforma OIRS, el Seremi de Salud (S) de Atacama, Mauricio Bertoglia, informó que efectuaron una fiscalización a un local de expendio de carnes y subproductos comestibles, donde existía escurrimiento en la vía pública de agua residual proveniente de la cámara de frío del local, generando malos olores y al interior del recinto se constatan diversas faltas al reglamento Sanitario.

En ese sentido, el Seremi de Salud (s), Mauricio Bertoglia, entregó detalles de esta fiscalización, “al interior de la instalación se constata la presencia de moscas y malos olores en gran parte del local. En el área de procesado de carnes se almacenaban en el mesón de trabajo, una bandeja con carnes de despunte, las cuales tenían características organolépticas alteradas, además de focos de descomposición. En el pasillo de circulación constatamos almacenamiento de carnes y subproductos comestibles que también tenían sus características organolépticas alteradas”, dijo la autoridad, y agregó que “todos estos productos sumaban una totalidad aproximada de 630 kilos, y un total estimado de 90 kilos de cecinas vencidas que se encontraban en la sala de venta, los cuales debido al alto riesgo para la salud de las personas, se procedió a decomisar, desnaturalizar y posteriormente ser destruidos para evitar todo tipo de daño a la salud de las personas”.

En la fiscalización se pudo observar también, que en la sala de venta, en la vitrina se exhibía carne de ave (gallina criolla) a una temperatura de 10 grados siendo que el fabricante indicaba mantener este producto congelado a -18 grados.

Dado todas estas faltas se inició un sumario sanitario por el incumplimiento al Reglamento Sanitario de los Alimentos, y en este contexto, el Seremi (s) enfatizó en la incrementación de fiscalización, “hemos incrementado las vigilancias dado que nos encontramos en fechas festivas donde aumentan exponencialmente las compras de este tipo de alimentos, por lo tanto, las fiscalizaciones no tienen un afán punitivo, el ideal es que podamos hacer las fiscalizaciones y encontrar que todas las medidas se están respetando”. Sin embargo, detalló, “quienes pongan en riesgo la integridad de la comunidad arriesgan no solamente el decomiso de productos, que ya significa una merma económica importante, sino que también sumarios sanitarios”.

Finalmente, la autoridad hace un llamado a la comunidad a denunciar cuando corresponda a través de los canales oficiales establecidos: www.oirs.minsal.cl 

Comparte esta noticia en tus redes