#mainmenu #topmenu #Antofa #coquimbo #coquimbo #antofagasta
  • Ha sido bien recibida por parte de los expertos por promover y facilitar la conciliación de responsabilidades laborales y familiares.

En 2021 las Licencias Médicas Preventiva Parentales alcanzaron 298.739 (215.467 de Fonasa y 83.272 de Isapre), lo que conlleva a una cobertura de 81% sobre el potencial de mujeres beneficiarias, según lo que informó en su cuenta pública la Superintendencia de Seguridad Social (Suseso). Este es un beneficio entregado por pandemia que consiste en la extensión del postnatal parental a través de una licencia preventiva por 30 días prorrogables hasta en dos oportunidades (90 días máximos) con cargo al seguro de salud común respectivo.

En este contexto, están surgiendo diferentes iniciativas para favorecer a las madres y padres de recién nacidos, una de estas propuestas es la que está preparando la parlamentaria por la Región del Libertador General Bernardo O’Higgins, Carla Morales, que consiste en un proyecto de ley para ofrecer la modalidad de teletrabajo una vez que finalice su permiso de postnatal. Esta propuesta está siendo respaldada por especialistas como Pablo Cifuentes, abogado y socio de CBC Abogados.

La iniciativa legal busca que el empleador deba ofrecer al trabajador quien haya hecho uso del derecho a descanso de maternidad de seis semanas antes del parto y doce semanas después de éste y/o del derecho a un permiso postnatal parental de doce semanas a continuación del período postnatal, la modalidad de trabajo a distancia o teletrabajo por un periodo de un año a contar desde el término de los derechos señalados, en la medida que la naturaleza de sus funciones lo permitiere, sin reducción de remuneraciones. Si ambos padres son trabajadores y tienen el cuidado personal de un niño o niña, cualquiera de ellos, a elección de la madre, podrá hacer uso de esta prerrogativa.

“Se trata de una adición legislativa que contribuiría a reducir significativamente las dificultades a que deben hacer frente los grupos familiares, en general, y las mujeres, en particular, para compatibilizar la reincorporación al trabajo después del embarazo, con el necesario cuidado del hijo o hija que naturalmente continuará requiriendo de importantes atenciones aun después del periodo post natal”, comenta el jurista.

Cifuentes añade los beneficios de conceder un derecho para realizar teletrabajo por el plazo de un año después del post natal. “Evidentemente permitiría armonizar el regreso a su trabajo por parte de una mujer, con su rol de madre, en forma mucho más sencilla a como ocurre hoy, permitiéndole hacer uso de las herramientas telemáticas -plenamente validadas por el uso extendido que tuvieron durante la pandemia de covid-, para cumplir sus funciones laborales estando presente en su hogar, con su hijo o hija, cubriendo una problemática que actualmente no se encuentra suficientemente resuelta”, argumenta.

La iniciativa legislativa busca que el empleador deba ofrecer de manera obligatoria la modalidad de teletrabajo o trabajo a distancia por un período de un año a los trabajadores una vez ejercido sus derechos de postnatal. “Plantea que dicho derecho, no se enmarque en una limitación ocasional (como fue la pandemia u otra catástrofe que pudiera venir), a fin de otorgar compatibilidad entre el desarrollo personal familiar, laboral, protección de la maternidad y paternidad en conjunto con la vida familiar y el desarrollo del hijo o hija en sus primeros años de vida, en relación con los derechos ya establecidos en la ley para el resguardo de la materia que invoca”, concluye la parlamentaria Carla Morales.

Comparte esta noticia en tus redes