#mainmenu #topmenu #Antofa #atacama #coquimbo #santiago

El Gobierno presentó su propuesta, la cual reestructura el impuesto a la renta, eleva la carga impositiva a las personas de mayores ingresos y crea un impuesto a la riqueza, puntos que la oposición rechaza.

Santiago, viernes 01 de Julio. El Gobierno presentó su Reforma Tributaria, la cual esta dividida en dos partes, la primera ingresará al Congreso la próxima semana, con un enfoque en cambios al impuesto a la renta, al impuesto a la riqueza, limite a las exenciones e introduciendo medidas contra la elusión y la evasión fiscal, mientras que la segunda mitad es un paquete de indicaciones para el proyecto de Ley sobre royalty minero, que está en el Senado.

La parte que ingresará a la comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados no lo hará con los brazos abiertos por parte de la oposición. Así lo hicieron saber los miembros que la integran por parte de Chv y Republicanos, marcando distancia de algunos de los pilares que La Moneda pretende impulsar.

El subjefe de bancada UDI, el diputado Guillermo Ramírez, dijo que la presentación del Gobierno le dejó un sabor agridulce, “dulce porque el gobierno ha demostrado capacidad de diálogo, que quiere llegar a acuerdos, pero agrio porque es una reforma que va a afectar gravemente a la inversión. Todos los organismos nacionales e internacionales dicen que los dos siguientes años van a ser muy malos para la inversión en Chile, eso lesiona la capacidad de crear trabajo y no permite que los sueldos suban”.

En ese sentido, el diputado gremialista aseguró que la autoridad debe ser flexible con sus mecanismos. “El instrumento de subir la tasa de impuesto a las personas es malo, deberíamos apuntar hacia mayor formalización, Chile es el segundo país de la OCD con menos trabajos formales”, señaló Ramírez.

Su compañero en la Comisión de Hacienda, el diputado republicano Agustín Romero, cuestionó el enfoque del Gobierno, el cual para él perjudica a la inversión. “Se desprecia a quienes inviertan, por ejemplo, en propiedades, lo que posiblemente afectará a la construcción, industria que da mucho trabajo, y así en otras áreas. Estoy a favor del combate frontal a la evasión y elusión, y la creación de impuestos injustos e ineficaces, como el impuesto al patrimonio, en nada contribuye a bajar la elusión, que hoy ya es alta”.

Según detalló el ministro de Hacienda, Mario Marcel, con reforma tributaria la recaudación estimada para 2023 será de un 0.6%, subiendo a 1.8 en 2024, a 3,1 en 2025 y ya para el final del gobierno del presidente Boric, en 2026 se alcanzará el ansiado 4.1% del PIB.

Comparte esta noticia en tus redes