#mainmenu #topmenu #Antofa #coquimbo #coquimbo #antofagasta

La Sala de Cuna y Jardín infantil Nidito de Ángeles y la Escuela de Párvulos Quilla Antay fueron los centros educacionales afectados por estos robos.

Robos de cámaras, insumos de aseo y varios destrozos en sus infraestructuras, son algunos de los daños que sufrieron los establecimientos educacionales de Comdes, siendo una gran pérdida, no solo para los profesores, sino también, para toda la comunidad educativa que con miedo e inseguridad se han visto afectados por estos antisociales.

Ante esto, la directora de la Sala de Cuna y Jardín Infantil Nidito de Ángeles, Patricia Loyola, comentó esta difícil situación, “aquí va más que nada por un tema gubernamental, mientras el gobierno no se ponga las pilas con la delincuencia, de recibir extranjeros con antecedentes esto no va a parar. La misma policía se molestó porque los llamamos, la misma policía está cansada de que los llamen porque no hay abasto, solamente hay tres carros para una ciudad tremenda para el nivel de delincuencia que hay, es el gobierno quien se debe poner las pilas para cambiar esta situación y ponerle un atajo a la delincuencia, porque no respetan nada, ni siquiera a los niños y niñas que son vulnerables”.

Además, la directora destacó el apoyo que entregó su equipo y los apoderados para limpiar, ordenar y llevarse algunos materiales a sus casas para poder resguardarlas, como también la importante donación de los padres, quienes entregarán cámaras de seguridad para tener en distintos puntos del jardín.

Por otra parte, la directora de La Escuela de Párvulos Quilla Antay, Deisy Orosco, expresó que los delincuentes habrían entrado por el muro perimetral de la escuela y lograron romper la protección de la ventana que da acceso a la oficina para llevarse algunas cosas.

“Estamos preocupados por la seguridad que hay en el sector, porque no es primera vez que sucede. Hace dos semanas a mí me asaltaron afuera de la escuela, entonces ya no sabemos cuál es la seguridad que tenemos, porque en el sector no hay patrullaje o alguna vigilancia, el sector está bien aislado del sector centro, por eso yo creo que los papás están preocupados por la seguridad de la escuela”, acotó la directora.

Mencionar que el jardín infantil Nidito de Ángeles fue el que sufrió el mayor daño en su infraestructura, siendo 6 puertas quebradas con los mismos extintores del establecimiento, además de llevarse utensilios de cocina y herramientas de trabajo que utilizaban las tías de párvulos que son indispensables para entregar una educación de calidad a los más pequeños de la comuna.

 

Comparte esta noticia en tus redes