#mainmenu #topmenu #Antofa #coquimbo #coquimbo #antofagasta

Detectives de la Brigada Investigadora de Robos La Serena, con el refuerzo de distintas unidades de la Región Policial de Coquimbo, desarrollaron la Operación “Santa Bomba”, que se planificó tras un trabajo en conjunto con el Sistema de Análisis Criminal y Focos Investigativos del Ministerio Público.

Este procedimiento permitió la detención de dos líderes de una peligrosa banda organizada. La investigación establece que los imputados se dedicaban a reclutar adolescentes y adultos, además de usar armas de fuego para cometer diversos robos, en las comunas de Coquimbo y La Serena.

El Prefecto Inspector Ricardo Gatica, Jefe de la Región Policial de Coquimbo, explicó que el operativo es el reflejo del trabajo policial para otorgar mayor seguridad a la población.

El subprefecto Fernando Rojas, Jefe de la Brigada Investigadora de Robos La Serena, explicó que esta operación se planificó luego de varios meses de investigación y seguimiento de la policía civil, en coordinación con el Ministerio Público y en base al Modelo de Investigación Preferente, lo que permitió reunir la evidencia necesaria para solicitar la autorización judicial de entrada y registro en 5 domicilios de la conurbación.

4 armas de fuego  y municiones de diverso calibre, fueron incautadas en el procedimiento, 2 vehículos utilizados para cometer los ilícitos y además lograron recuperar un vehículo sustraído a una víctima, son parte de las especies incautadas en la operación “Santa Bomba”.

El fiscal regional de Coquimbo, Adrián Vega, explicó detalles de la formalización en contra de ambos detenidos.

La investigación de la PDI con la fiscalía, permitió posicionar a esta banda criminal en diversos hechos de connotación pública que afectaron a la comunidad desde enero a la fecha. Al respecto, el delegado presidencial, Rubén Quezada, indicó que el trabajo no sólo apuntará a los que realizan los delitos, sino también contra quienes los dirigen y organizan.

Los 2 imputados, son mayores de edad, quedaron en prisión preventiva y los tribunales concedieron 120 días para continuar con la investigación y seguir con las diligencias de análisis criminal e inteligencia policial, que se desarrolló con el Foco Conurbación.

Comparte esta noticia en tus redes