#mainmenu #topmenu #Antofa #atacama #coquimbo #santiago

El Fiscal Marco Arenas Zeballos argumentó que los antecedentes reunidos por la PDI  ubican al imputado en el lugar en que fue encontrado el cuerpo de la víctima.

La Fiscalía de Atacama formalizó durante este lunes la investigación por un delito de homicidio ocurrido en Chañaral la semana pasada, hecho en el cual se detuvo a una persona por su posible participación en el crimen.
De acuerdo a los antecedentes argumentados en la audiencia por el fiscal jefe de esta ciudad, Marco Arenas Zeballos, el día jueves de la semana recién pasada la Fiscalía abrió una investigación luego del hallazgo de una persona sin vida en su vivienda por parte de un hombre adulto de nacionalidad venezolana que cuidaba una propiedad vecina a la casa de la víctima, quien comentó el hecho a otros vecinos sin hacer la denuncia respectiva.
A partir de esta información la Fiscalía ordenó el trabajo en el lugar de personal de la Brigada de Homicidios de la PDI, quienes realizaron un completo trabajo de análisis del sitio del suceso. En tanto, particulares que se enteraron de lo ocurrido dieron con el paradero del ciudadano extranjero que dijo haber encontrado el cuerpo de la víctima, a quien trasladaron hasta dependencias de Carabineros con el fin de realizar la denuncia.

De acuerdo a estas pruebas, el fiscal Marco Arenas comunicó que el detenido habría ingresado a la casa por la puerta de acceso que se mantenía abierta, ocasión en que atacó al dueño de casa con un arma blanca mientras éste permanecía en su cama, ataque con el que ocasionó distintas lesiones que ocasionaron la muerte de la víctima sin existir evidencia que el afectado intentara defenderse de la fatal agresión.

Por estos hechos, la Fiscalía comunicó cargos al detenido por su participación en los delitos de homicidio calificado y hurto simple, por los que solicitó en su contra la medida cautelar de prisión preventiva.

Dicha petición fue acogida por la Jueza de turno, quien determinó su ingreso a la cárcel de Copiapó por considerarlo un peligro para la seguridad de sociedad fijando un plazo además de 90 días para el cierre de la investigación.

Comparte esta noticia en tus redes