#mainmenu #topmenu #Antofa #coquimbo #coquimbo #antofagasta

“No estábamos preparados debidamente para que se llegaran a instalar organizaciones criminales acá”, reconoció este jueves el fiscal regional de Tarapacá, Raúl Arancibia, señalando que su dotación es la más mermada de todo Chile.

Entrevistado en El Diario de Cooperativa, el abogado dijo que antes de la crisis de seguridad que enfrenta actualmente la Macrozona Norte “uno podía combatir permanentemente el tráfico de drogas -que tiene connotaciones transnacionales, por supuesto-, pero venían, dejaban la droga y se devolvían, pero esta gente ha llegado a instalarse y se va adaptando a nuestra forma de operar dentro de Chile, lo que va trayendo una serie de cambios. Y esos cambios son los que tenemos que afrontar”.

“Nosotros necesitamos fortalecer aquí, en esta zona, las fuerzas que combaten las organizaciones criminales —enfatizó—. No podemos seguir dependiendo de Santiago en ese sentido: hay que descentralizar muchas instituciones. Aquí es donde debe estar la inteligencia, el análisis, toda la parte fuerte tecnológica para analizar la evidencia digital y, por supuesto, tener más gente”.

En ese sentido, el fiscal de Tarapacá expuso que “tenemos una dotación muy mermada. Tenemos la dotación más deficitaria de todo el Ministerio Público del país. En este momento en la zona tenemos gente dedicada a esto, especialmente a una unidad especial que trabaja fundamentalmente estos temas, pero no tenemos como para sacar fiscales de toda la operación simplemente para dedicarlos a esto. Se requiere un reforzamiento también del Ministerio Público”.

Este déficit el nuevo fiscal nacional, Ángel Valencia, “lo sabe y él está muy preocupado por eso”, aseguró Arancibia: “Tuve la oportunidad de conversar con él el lunes, le insistí sobre este tema, veo que lo tiene claro y en todas las oportunidades próximas se lo voy a seguir insistiendo”.

El persecutor de Tarapacá también acentuó el peligro que abre el crimen organizado en las cárceles de la región nortina: “Muchas (organizaciones) tienen un origen carcelario” y “continúan trabajando desde las cárceles de la misma manera (que afuera). El control interior de las cárceles es muy importante para ellos y eso es muy peligroso, porque trae corrupción”, alertó.

“Al interior de las cárceles de acá se requiere tener una mayor inteligencia, al nivel de los departamentos especiales que tiene Gendarmería para ello en Santiago. Imagínese que casi el 50% de los presos de Tarapacá son extranjeros”, expuso.

“NO TENGO ANTECEDENTES DE LA PRESENCIA DE LAS ‘MARAS’ SALVADOREÑAS”

“Respecto de las ‘maras’ propiamente tal, no tengo antecedentes de la presencia de esa organización (en el norte del país), lo cual no significa que no pueda estar presente. Nosotros no la hemos detectado, al menos en Tarapacá. Ahora, no me extrañaría que en algún momento -si ya no están presentes- lo hagan”, respondió el fiscal tras ser consultado por el presunto arribo de estos grupos criminales procedentes de El Salvador.

Esto, luego de las especulaciones que generó la solicitud que hizo el lunes la Policía de Investigaciones (PD) a la Comisión Especial Investigadora sobre Criminalidad en la Macrozona Norte de la Cámara de Diputadas y Diputados para abordar esta amenaza en una sesión secreta.

“Evidentemente hoy día —sostuvo Arancibia—, con todo este movimiento migratorio a través de Latinoamérica, han venido insertos dentro de toda esa diáspora mucha cantidad de delincuencia extranjera y organizaciones que han ido viendo también las facilidades que presenta nuestra zona norte para ingresar a un país que les interesa, donde han visto nichos de negocios importantes. El tráfico de drogas, el tráfico de armas, la trata de personas, el tráfico de migrantes y un sinmunero de otros ilícitos se facilitan con el control por parte de ellos de las fronteras, por lo tanto, no sería extraño que eso fuera atrayente e interesante para otras organizaciones como las maras, pero de antecedentes de aquí en el norte, por lo menos en la Región de Tarapacá, yo no tengo”.

ROL DE LAS FUERZAS ARMADAS EN LAS FRONTERAS: “SI ES SOLO PRESENCIA MILITAR, NO ES SUFICIENTE”

El fiscal de Tarapacá también entregó su visión sobre el rol de las Fuerzas Armadas en el control migratorio, luego de que en la víspera el comandante en jefe del Ejército, Javier Iturriaga, cuestionara la reforma constitucional sobre el resguardo a la infraestructura crítica al asegurar que los funcionarios de esa rama no deben ser destinados al resguardo fronterizo.

“La presencia de las FF.AA., siempre y cuando tengan facultades para intervenir, como poder controlar la identidad de una persona, registrar pertenencias que vienen ingresando al país o incluso tener y ponerlo a disposición de la policía, es una muy buena ayuda, pero si es solo presencia militar, no es suficiente”, afirmó el persecutor.

“Hemos visto muchas veces fotografías donde se ve gran cantidad de gente cruzando la frontera en presencia de militantes que no tienen facultades para hacer algo al respecto”, agregó.

Comparte esta noticia en tus redes