#mainmenu #topmenu #Antofa #coquimbo #coquimbo #antofagasta

Debido al alto asentamiento de familias en el campamento Balmaceda, el cerro que colinda con el pasaje Santa Rosa de Huara ha ido cediendo y cubriendo el muro de contención. 

El gobernador Regional, Ricardo Díaz, y la consejera regional, Carolina Moscoso, junto al director regional del Servicio Nacional de Prevención y Respuesta ante Desastres (SENAPRED ex Onemi), Ricardo Munizaga, se trasladaron hasta el pasaje Santa Rosa de Huara de la población Irarrázabal para conocer en terreno la problemática que afecta desde hace varios años a los vecinos y vecinas del pasaje. Esto, luego que la consejera Moscoso solicitara en agosto del año pasado un acuerdo al Consejo Regional (CORE) para solicitar un informe técnico al servicio de Vivienda y Urbanismo y a la dirección de Obras Municipales a objeto de informar en relación al deslizamiento del cerro ubicado sobre el muro de contención aledaño al pasaje en cuestión.

El documento técnico finalmente fue entregado el 07 de diciembre (Ordinario N°2816), concluyendo que efectivamente existe deslizamiento de arena que deja expuesta la matriz de agua potable, así como también da cuenta que el deslizamiento ha generado socavones y acumulación de agua en el pasaje, además de constatar el bloqueo del único grifo del sector y de la reja de acceso. Por último, el documento corrobora el agrietamiento del muro de contención levantado el año 2013 y mejorado en 2016.

Ante el resultado del informe y después de conversar con los vecinos, el gobernador regional Ricardo Díaz señaló que se debe actuar de manera urgente convocando a los distintos servicios. “Aquí lo que hemos acordado es convocar desde el gobierno regional a Serviu, a obras municipales, a la generadora de energía y de agua y, también, a bienes nacionales, porque tenemos que trabajar en conjunto. Hay que regular estos terrenos porque existe el potencial de una gran afectación para los vecinos y vecinas y es por eso que tenemos que actuar con sentido de urgencia”, subrayó.

Asimismo, Díaz agregó que, “nosotros vamos a hacer esa reunión para que a partir de ahí se establezca un plan de contingencia que permita la posibilidad de levantar un muro de contención y un sistema de alcantarillado y de protección para la matriz que está más expuesta y que podría generar un grave daño”, explicó el gobernador.

Plagas

A lo anterior, los vecinos y vecinas aseguraron que deben enfrentar plagas de ratones, moscas y zancudos debido al escurrimiento de aguas grises y la acumulación de basura, lo que genera un alto riesgo de enfermedades afectando principalmente a niñas, adultos mayores, personas con enfermedades de base y embarazadas.

Al respecto Cristhian Aguallo, vecino con once años viviendo en el sector, fue enfático en manifestar que la situación ya es insostenible. “Necesitamos soluciones porque se nos está viniendo el cerro encima, esto genera mala convivencia con los vecinos de arriba (campamento), las aguas grises siguen cayendo, tenemos plaga de ratones que ponen en riesgo la salud de los niños que viven en la cuadra por las infecciones. El mayor problema es la matriz, que si llega a reventarse nos va a inundar a todos, así que, ojalá podamos tener soluciones, llevamos años esperando”, aseguró el vecino.

Opinión similar tuvo Magaly Cuno, también vecina del sector, quien comentó que “esto cada vez ha ido empeorando, la arena ya llega hasta la huella, el conducto del agua está visible y oxidado, lo que puede provocar que en cualquier momento se rompa ese tubo y arrase con todas las casas. Hemos solicitado ayuda a la municipalidad, pero hasta ahora no ha habido respuesta”, lamentó Cuno.

 

Comparte esta noticia en tus redes