#mainmenu #topmenu #Antofa #atacama #coquimbo #santiago

(Info:Cooperativa.cl)

El Ministerio de Justicia y Gendarmería de Chile darán a conocer esta semana el «Protocolo Trans», que se aplicará en los distintos penales del país y que buscará mejorar las condiciones carcelarias, los tratos y aumentar las facilidades para que accedan a cambio de nombre o de sexo registral.

Así lo consignó La Tercera, que reveló que este miércoles la titular de Justicia y Derechos Humanos, Marcela Ríos, llegará hasta el Centro de Detención Preventiva Santiago Sur -más conocida como la ex Penitenciaría- para anunciar una política penitenciaria que respete las diversidades y disidencias sexogenéricas, esto con motivo de la conmemoración del Mes del Orgullo LGBTIQ+.

«Conmemorar el Día del Orgullo en lugares de privación de libertad es fundamental para avanzar hacia la eliminación de toda forma de discriminación en contra de la comunidad LGBTIQ+. Nuestro Gobierno está totalmente comprometido con el avance de los derechos de la comunidad en todos los espacios, particularmente en aquellos donde existen situaciones de especial vulnerabilidad», expresó la secretaria de Estado.

La idea es que el «Protocolo Trans» opere en los tres regímenes: abierto, cerrado y semiabierto, lo que incluye «las necesarias capacitaciones para su implementación», detalló Ríos.

Además, se reforzará lo referente a que los internos estén registrados con su identidad de género, el nombre social correspondiente al género y su orientación sexual, como también se incluirán acciones para mejorar condiciones carcelarias, los tratos y aumentar las facilidades para que accedan a cambio de nombre o de sexo registral.

Asimismo, la administración espera avanzar en el fortalecimiento de la entrega de medicamentos y de los tratamientos hormonales que puedan requerir. Según lo establecido en el instructivo, para asegurar las necesidades especiales que pudiesen tener las personas trans, serán examinadas por un médico por si requieren tratamientos hormonales, quirúrgicos de reasignación de sexo, apoyo en materia de salud mental y/o tratamiento por infecciones de transmisión sexual.

De esta manera se busca enfatizar «el firme compromiso de avanzar como institución penitenciaria en estrategias de prevención de VIH y otras infecciones de transmisión sexual, de educación integral y, en definitiva, de superación de marginaciones que durante años han prevalecido».

Comparte esta noticia en tus redes