#mainmenu #topmenu #Antofa #atacama #coquimbo #santiago

El llamado es a preferir la compra de productos cárneos y afines en lugares establecidos, que cuenten con las condiciones mínimas de higiene y seguridad.

Con el objeto de resguardar la salud de las personas, en víspera de Fiestas Patrias cuando aumenta la demanda por productos cárneos y alimentos típicos de la cocina chilena, la Autoridad Sanitaria de Atacama ha intensificado las inspecciones sanitarias a distintas carnicerías y establecimientos del rubro, de acuerdo a las normativas vigentes.

En ese sentido, la SEREMI de Salud, Jéssica Rojas Gahona, indicó que durante este mes se incrementa el consumo de carnes, por lo que como Autoridad Sanitaria se refuerza el programa habitual de fiscalizaciones en las diversas carnicerías, como también en distintos tipos de locales de alimentos como fábricas de empanadas, supermercados, restaurantes y fondas, con el fin de garantizar la elaboración, venta y consumo de productos inocuos y seguros para la población, evitando así las posibles enfermedades de transmisión alimentaria.

A la fecha hemos efectuado un total de 80 inspecciones sanitarias en la región, cursando un total de 65 sumarios sanitarios por incumplimiento a la normativa vigente, y la incautación de más de 400 kilos de productos cárneos, los cuales se encontraban con fechas de vencimientos caducadas, y con características organolépticas de olor, color y texturas alteradas, almacenamiento con pérdida de la  cadena de frío y sin acreditación de origen”, así lo informó la seremi de Salud, Jéssica Rojas, y agregó que, “a través de este proceso de control buscamos asegurar la inocuidad de los alimentos en todo el proceso de producción, distribución y expendio en las 9 comunas de la región, previniendo de paso enfermedades entéricas, gastroenteritis y brotes de enfermedades transmitidas por alimentos”.

Finalmente, la autoridad de salud hizo un llamado a la comunidad, recomendando la compra de carnes, embutidos y productos de la comida típica chilena, “sólo en locales establecidos que cuenten con las autorizaciones respectivas y que los productos ofrecidos provengan de plantas de faenamiento autorizadas. Del mismo modo, el llamado dirigido a los vendedores, dueños y empresarios, es que sus productos congelados y frescos deben estar dispuestos en vitrinas adecuadas para evitar que sus condiciones se vean alteradas en cuanto a color, olor, textura y sabor”.

Comparte esta noticia en tus redes