#mainmenu #topmenu #Antofa #coquimbo #coquimbo #antofagasta

El director (s) del HRA, expresó toda su solidaridad con el personal de Urgencia del hospital, como también con los usuarios, que la noche de este martes se vieron expuestos a una preocupante situación de violencia en la sala de espera.

Junto con lamentar el hecho, el director (s) del Hospital Regional de Antofagasta, Antonio Zapata, manifestó que están solicitando una reunión a la mayor brevedad con Carabineros para definir, en conjunto, acciones concretas que permitan mejorar la seguridad en la sala de espera de esa unidad, tanto para el personal de recinto médico como para los usuarios que llegan en demanda de atención, debido al actuar violento de un hombre que entró a urgencias con el torso desnudo y rastros de sangre en su cuerpo.

Los hechos

Pasada las 19 horas un hombre entró caminando a urgencia con el torso desnudo y rastros de sangre en su cuerpo, dirigiéndose directamente a una de las ventanillas de ingreso, muy exaltado. Al constatar la evidente necesidad de atención, el funcionario le solicitó a la persona su identificación para comenzar el proceso de ingreso. La reacción inmediata del paciente fue comenzar a gritar con violencia y golpear el vidrio de la ventanilla de atención una y otra vez, situación que se extendió por varios minutos.

Si bien la integridad física del funcionario estuvo resguardada por el vidrio del cubículo, la alarma y miedo por la integridad física de los presentes en la sala de espera y admisión fue muy grande. Afortunadamente, además del funcionario de Carabineros de turno, en el sector de box de urgencia habían más uniformados, producto de un procedimiento anterior. Los policías rodearon al exaltado paciente a la espera que se calmara, pero la persona siguió golpeando el vidrio y gritando, razón por la que, finalmente, debió ser reducida y esposada por los agentes de orden.

El individuo fue conducido a una de las dependencias internas de urgencia y esposado a una de las camillas. Acto seguido, cuando uno de los enfermeros quiso iniciar el proceso de atención, fue escupido por el paciente.

En razón al grado de violencia del hombre, el personal médico procedió a sedarlo y prestarle la atención médica correspondiente a sus lesiones. Un escáner y otros exámenes pertinentes determinaron que presentaba tres cortes de carácter leves en su cuerpo, sin riesgo vital.

Luego de suturar las heridas menores, el paciente se mantuvo en urgencia, sedado, hasta que carabineros, pasada la una de la madrugada, se llevó al detenido.

Comparte esta noticia en tus redes