#mainmenu #topmenu #Antofa #coquimbo #coquimbo #antofagasta

Seremi y directores de Obras Públicas recorrieron la región para dar cuenta sobre el estado de los proyectos que serán claves en el caso de una emergencia mayor en la época de lluvias al interior de la zona.

Con un recorrido por los distintos proyectos de Vialidad y de Obras Hidráulicas en Calama, San Pedro de Atacama y sus alrededores, el seremi de Obras Públicas, Oscar Orellana y los equipos de las respectivas direcciones encargadas, iniciaron un trabajo preventivo con motivo del inicio de la época de lluvias estivales en la región.

Orellana indicó que la relevancia de las obras visitadas nace desde la necesidad de los territorios y de la experiencia vivida el 2019 donde el fenómeno climático azotó fuertemente la zona, “el propósito de esta visita era ver en qué situación se encontraban aquellos puntos o lugares que son considerados críticos ante una eventual lluvia de las características que han sufrido estas localidades el 2019, y ver de qué manera estamos preparados, cómo hemos ido resolviendo algunos problemas, cómo las iremos abordando”.

Junto con este recorrido por las localidades, la autoridad del MOP y los directores y directoras de Planeamiento, Vialidad, Obras Hidráulicas y Aguas, se reunieron con la delegada presidencial regional, Karen Behrens, para informar de la infraestructura y equipos disponibles con los que cuenta MOP y que serán esenciales al momento de mitigar el impacto de un fenómeno climático.

No solo es relevante el plan de contingencia propio del ministerio, sino una coordinación entre todos los servicios para darle tranquilidad a la gente porque las obras que nosotros hacemos están diseñadas para que cumplan su objetivo: salvar vidas”, enfatizó el seremi del MOP.

Por su parte, la delegada Behrens manifestó que, “como una acción preventiva nos reunimos con las direcciones técnicas del Ministerio de Obras Públicas, para realizar las coordinaciones que sean necesarias para resguardar la vida de las personas, el normal funcionamiento del territorio y el resguardo de la infraestructura crítica, considerando una eventual emergencia producto del invierno altiplánico, que es un fenómeno meteorológico muy propio de nuestra zona, y necesitamos asegurar la conectividad y la seguridad en este periodo estival”.

Obras

Entre las obras visitadas, por la Dirección de Obras Hidráulicas, está la conservación de riberas y protección de cauces en los ayllus de Coyo y Tulor, la limpieza y desembanque del cauce del Río San Pedro (entre el puente de acceso y sifón Yayes, y cauce del río sector Mantancilla), y la conservación y mejoramiento de las obras fluviales de San Pedro de Atacama. Iniciativas que suman una inversión de más de 2.600 millones de pesos, donde las dos primeras fueron terminadas y la tercera está a semanas de concluir.

Además, la directora de Obras Hidráulicas, Gabriela Carrasco, destacó la visita al Embalse Conchi, “llegamos hasta una de las mayores obras de infraestructura hídrica de la región, el Embalse Conchi, donde se pudo evidenciar todo lo que hemos trabajado en mantención, en lo relacionado a la entrega de agua, la revisión de las válvulas, bombas y, principalmente, la forma de control y manejo que debemos tener en el embalse para mantener un colchón de seguridad de los niveles de agua durante los periodos de mayor incorporación del recurso al lago”.

En materia de conectividad se visitó la reposición y ampliación de obras de saneamiento de aguas, ejecutadas por Vialidad, en las rutas B-245, en los cruces de los ríos Vilama y Puripica (badén), Ruta 23CH en el cruce con Río San Pedro, y la 27CH con Río Vilama. Iniciativas cien por ciento terminadas, y que, entre las tres, alcanzan los 5.200 millones de pesos.

Cabe destacar que, además de estas obras, Vialidad tiene una participación activa en la reposición de la conectividad, en el caso de que las lluvias inhabiliten la transitabilidad de los caminos, situación que moviliza a funcionarios vialinos y maquinarias especializadas como barrenieve, soplanieve, motoniveladoras, cargadores frontales, entre otras, además del apoyo de los contratos vigentes.

Para monitorear la región, la Dirección Regional de Aguas, mantiene operativa una red de estaciones hidrométricas que se ubican principalmente en puntos que requieren especial atención. Veintiocho de ellas están instaladas en los principales cauces de la región en zonas que abarcan la cordillera, precordillera y costa, registrando información esencial para el análisis de datos que permiten conocer, graduar y controlar la información hidrológica en línea (https://snia.mop.gob.cl/sat/site/informes/mapas/mapas.xhtml), y de esta manera, los organismos respectivos (Sinapred, ex Onemi) tengan la información en un tiempo oportuno para entregar a la comunidad y autoridades las alertas respectivas cuando los volúmenes de precipitaciones alcanzan los niveles que podrían generar crecidas y/o inundaciones.

Comparte esta noticia en tus redes