#mainmenu #topmenu #Antofa #coquimbo #coquimbo #antofagasta

Preocupación está causando un estudio realizado por la sanitaria Aguas del Valle, el cual estima que para el año 2027 las aguas continentales no serán suficientes para dar abasto a las demandas habitacionales en la región de Coquimbo.

Según la pesquisa, para este año, será indispensable incorporar una fuente de agua no continental para satisfacer la demanda futura, por lo que se hace sumamente indispensable la instalación de una planta desaladora de grandes magnitudes que pueda hacer frente a la demanda hídrica que incurren los proyectos habitacionales.

Para el diputado y subjefe de la bancada del Partido de la Gente e Independientes, Víctor Pino Fuentes, es una realidad que se veía venir desde hace tiempo. “Lamentablemente esto se veía venir y es una problemática que se viene arrastrando desde hace varios Gobiernos atrás. Pese que desde el principio el Gobierno actual se mostraba reacio en avanzar hacia la desalación, se ha podido ver un cambio en ese discurso y esto es porque se dieron cuenta de la magnitud del problema que tiene la región y el país entero”.

“Cuando hablamos de crisis hídrica, esto no solo abarca agua para satisfacer las necesidades básicas de los seres humanos, el agua es indispensable para el funcionamiento de hospitales, escuelas, la industria y algo que ahora está en peligro, la construcción de viviendas y no hablamos de viviendas realizadas por grandes inmobiliarias, hablamos de proyectos sociales que muchas veces están fuera al del rango operacional de la sanitaria y que lamentablemente quizá tendrán que esperar muchos años a su ejecución por la falta de agua”, enfatizó el parlamentario.

Una realidad que pone en ascuas el Plan de Emergencia Habitacional (PEH) del Gobierno, que, pese a que las 12.500 viviendas que se pretenden construir en la región en cuatro años están dentro del plan de crecimiento de la sanitaria, no se sabe si los territorios donde se pretenden emplazar están dentro o fuera del territorio operacional de la empresa.

“Creo que es algo que el Gobierno necesita aclarar y ser sumamente responsable con los comités que están incluidos en el Plan de Emergencia Habitacional, porque no podemos ilusionar a las personas con algo que es tan sensible como la casa propia y después se tendrán que encontrar con la realidad de que sus casas en verdad no podrán ser entregadas o simplemente no se podrán construir porque no hay agua”, recalcó el diputado.

Situación que fue explicada por el propio gerente general de Aguas del Valle, Andrés Nazer, quien fue invitado por el diputado Pino a la Comisión de Recursos Hídricos de la Cámara de Diputados a explicar la grave situación hídrica de la región de Coquimbo. “Si se mantiene la condición hídrica que hemos estado viviendo en los últimos 13 años, tanto las aguas subterráneas como las aguas superficiales van a seguir disminuyendo y no será suficiente para abastecer las áreas dentro y fuera del territorio operacional. Nosotros pronosticamos que hacia el año 2026 o 2027 será absolutamente necesario incluir fuentes que no sean aguas continentales, particularmente que vengan a través de la desalación”, sentenció.

Comparte esta noticia en tus redes