#mainmenu #topmenu #Antofa #coquimbo #coquimbo #antofagasta

El mercado de la cosmética tiene altos y bajos, pero las nuevas generaciones están dispuestas a invertir en su cuidado personal. Para reactivar los salones de belleza, es importante reconocer nuevas oportunidades para tu negocio y aprovechar las herramientas en línea.

Generación Z o gen Z es una denominación para el grupo de jóvenes nacidos entre 1997 y 2012. Son nativos digitales que se criaron con Internet y redes sociales, estas siempre son intermediarios entre ellos y los emprendimientos. También son grandes consumidores de la industria del cuidado personal. Los salones de belleza pueden atraer a esta clientela con una estrategia que mezcle un amplio catálogo de servicios, acceso en línea y comunicación por RRSS.

A diferencia de otros establecimientos, los salones se caracterizan por proporcionar múltiples tratamientos para mejorar la apariencia. Entre estos está la peluquería, depilación, manicure y pedicure, procesos de estética facial o skin care, masajes y aromaterapia. Esta oferta también depende de la legislación de cada país.

Según la revista Vogue, el mercado de la cosmética es esencial para el desarrollo de identidad y expresión personal de la generación Z. Sin embargo, también son demandante con los proveedores. Algunas de sus exigencias son el respeto a las tallas diversas, la sexualidad, las estéticas urbanas y el género, por lo que buscan espacios inclusivos.  Para que tu salón cautive a esta clientela, asegúrate de que estén cómodos en tu lugar de trabajo.

Favorece la sustentabilidad

La ansiedad por el cambio climático también alcanza a la industria cosmetológica. Una de las tendencias entre consumidores jóvenes es el uso de productos sustentables y sin crueldad animal de por medio. Si eres el dueño de un salón de belleza, sabes que algunos productos contienen químicos dañinos para la piel, el cabello o las uñas. Además, el sitio analista Chron señala que el uso de componentes sintéticos produce daños medioambientales.

Esto no solo atrae a clientes jóvenes. Según un informe de la consultora Atlantia Search, el 50% de latinoamericanos están dispuestos a pagar más por opciones que benefician al medioambiente.

Para disminuir el daño al planeta, puedes integrar productos locales de fabricación natural. Los clientes de la generación Z suelen buscar marcas cruelty free, o sea, que no testean en animales. La organización sin fines de lucro Te Protejo trabaja en seis países de América Latina estudiando a las empresas cosméticas y usan un distintivo de conejo para distinguirlas. También revisa que los productos que usas estén certificados por los organismos sanitarios de tu país.

Benefíciate de una agenda online

Un estudio de la compañía de pronóstico de tendencias WGSN propone que la gen Z busca una experiencia fígital -física y digital- que mezcle las herramientas en línea con la atención presencial. Tradicionalmente, para agendar una cita en un salón de belleza había que llamar y hablar con un encargado. Esto podía traducirse a confusiones con los horarios de atención y largos tiempos de espera.

La incertidumbre del proceso causa que los jóvenes actuales rechacen las llamadas telefónicas. Para perder esa barrera, el uso de una agenda online es beneficioso para tu negocio y para los posibles consumidores. El software chileno AgendaPro permite que tu negocio cree un sistema de reservas en línea accesible a través de tu sitio web o redes sociales.

Este programa te proporciona un control óptimo y organizado sobre el área administrativa de tu emprendimiento. Además de incrementar las reservas, tus consumidores podrán pagar en línea con seguridad. Si eres el propietario de un salón de belleza o estás a cargo del pago a los especialistas, también calculará las comisiones que le corresponden a cada uno y te avisará si calcula escasez en los productos de la tienda.

El mayor beneficio de una agenda online es el acceso 24/7 a la reserva de tus servicios. Así que incluso mientras descansas, tu empresa conseguirá clientes.

La comunicación es importante

Para este grupo de nativos digitales es necesario que seas visible en redes sociales. Lo mejor de estas plataformas es que Instagram y TikTok son los reyes para la publicidad de productos y servicios. Si mantienes un perfil activo el algoritmo las aplicaciones te recomendará a más potenciales consumidores.

Sin embargo, el aspecto humano tras las redes sociales es el más significativo para la generación Z. Si creen que hay alguien auténtico detrás de tu salón de belleza, te incorporarán a su estilo de vida. No tengas miedo de mostrar tu espacio de trabajo y a tus profesionales, incluso a tus clientes, mientras respetes sus límites.

Abrir estos canales de comunicación también facilitará la retroalimentación entre tu empresa y los consumidores. Agrega estas buenas prácticas a tu emprendimiento y verás como sube el flujo de tu clientela joven.

 

Comparte esta noticia en tus redes