#mainmenu #topmenu #Antofa #atacama #coquimbo #santiago

Es mejor tomar medidas para construir una mejor reputación online ahora en lugar de esperar a que una crisis cause problemas en tu negocio.

¿Qué es la reputación online? Según indican desde Agencia ROI, empresa especialista en gestión de la imagen digital, se trata de la perspectiva que se genera en internet sobre una cosa, persona o empresa, a raíz de las publicaciones que muestra Google sobre ella.

En este sentido, por ejemplo, cuando buscamos en Google un término asociado al rubro de nuestra empresa y los resultados que aparecen nos ayudan a generar ventas, estamos en presencia de una buena reputación online.

Por el contrario, si los resultados que aparecen en primera página pertenecen a la competencia o mencionan aspectos negativos del servicio, la reputación digital será negativa.

Si eres nuevo en este tema, te invitamos a conocer tres pasos básicos para comenzar a crear tu reputación online con tu empresa.

1. Hazte con tu nombre

Dado que los motores de búsqueda buscan entender las marcas como entidades, es importante amplificar las señales que les ayudan a saber quién eres y qué haces.

Para la mayoría de las empresas, el uso del esquema de organización es un primer paso importante para que los motores de búsqueda sepan quién eres.

Este sencillo sistema de etiquetado se esconde en el código fuente de la página de tu sitio web y actúa como una fuente de datos para mostrar información sobre tu marca o negocio.

Como mínimo, debería etiquetarse la siguiente información

  • Nombre
  • Dirección
  • Enlace a su logotipo
  • Enlaces a las redes sociales oficiales activas

Otro aspecto es registrar el nombre de tu empresa en las principales redes sociales. Incluso si no utilizas un canal, es una buena idea que reclames tu marca para evitar que otra persona intente hacerse pasar por ti.

2. Hazte dueño de tu historia

Ser dueño de su historia a menudo significa crear contenido en su sitio web que potencialmente superará cualquier contenido negativo que otros puedan publicar en línea.

Cuanto más contenido puedas posicionar en las búsquedas de marca en los canales propios y controlados, como tu sitio web o tus cuentas en las redes sociales, más podrás expulsar el contenido negativo de la página 1 de los resultados de búsqueda y de la vista de la mayoría de los buscadores.

En realidad, este es el camino más utilizado para borrar un resultado de Google.

3. Hazte con tus reseñas

Algunos negocios giran en torno a las reseñas o comentarios que aparecen en las plataformas más populares. Para ellos, esto puede ser de vida o muerte.

Una de las claves principales de las reseñas es responder a cada una de ellas. Responde a las críticas positivas con un rápido «gracias» y sigue adelante. Las críticas negativas requieren un poco más de trabajo.

Muchas críticas negativas son el resultado de la falta de expectativas. A menudo, la respuesta a las críticas negativas puede atenuar la negatividad de las mismas. Una simple disculpa, una oferta para arreglar las cosas y una invitación para que le den otra oportunidad pueden mitigar el impacto de una crítica negativa.

Es importante no ponerse a la defensiva ni echar la culpa del problema al denunciante. Esto casi siempre será contraproducente.

Comparte esta noticia en tus redes